Los peores colores para espacios pequeños

Si tu guardería o estancia infantil tiene espacios pequeños, elegir el color de pintura es básico para evitar sensaciones como estrés, cansancio o irritabilidad. No solo se trata de pensar en el blanco, con la esperanza de lograr que la habitación se vea más grande.

Recuerda, cuando estás decorando un área pequeña, cada centímetro cuadrado importa. Una mala elección del color es más difícil de ocultar porque todas las paredes están cerca, y sin importar dónde estés parado o sentado puedes apreciar el área completa.

No te limites a colores claros para que tu guardería luzca preciosa. Te decimos cómo elegir el tono adecuado para aprovechar al máximo tu espacio.

También lee: Guía de color para cada zona de tu guardería

Cómo usar colores en espacios pequeños

Blanco

Puede parecer el color perfecto para una habitación pequeña porque ilumina las esquinas oscuras y refleja la luz a su alrededor, sin embargo, este color hace más evidente cada sombra y esquina oscura. El blanco es una opción ideal siempre y cuando se use como acento o color de acabado. En su lugar, prueba con un gris suave. La pintura gris plateada agrega elegancia y luz, enmarcada por acentos blancos para un hermoso espacio.

Neutros

Los colores neutros son maravillosos para espacios pequeños. Si bien no estás limitado a usarlos, encontrarás que esta gama puede hacer que una habitación pequeña se vea más espaciosa debido a su simplicidad. Toma en cuenta que un color neutro demasiado apagado hará que la habitación se vea pequeña y oscura. Busca colores cálidos y neutros como gris, beige, algunas tonalidades de café y azul, que reflejen la luz alrededor de la habitación. Además, puedes combinarlos con cualquiera de la gama volviéndolo ideal para diseño lúdicos.

El color rojo

La mayoría de las tonalidades de pintura roja son totalmente incorrectos para decorar un espacio reducido. La energía y el calor del rojo pueden calentar una habitación pequeña y hacer sentir a los niños abrumados e incómodos. Es mejor implementarlo solamente como un acento de color.

También lee: Cómo afectan los colores de las paredes a los niños

Colores brillantes

Los colores brillantes en las paredes pueden volverse agotadores después de un tiempo, evítalos en tu guardería. Los muebles pintados y los accesorios en estas tonalidades brillantes son una forma elegante de implementarlos.

Cualquier color que se sienta demasiado eléctrico o vibrante hará que la habitación se sienta pequeña al instante y hará que la luz rebote inadecuadamente. Tal es el caso del color naranja y amarillo. Evítalos en grandes cantidades.

Fuente: Comex y Behr

error: Contenido Protegido
//]]>