Haz que tu pequeña guardería aparente amplitud

amplitud_guarderia

Si los espacios de tu guardería no son tan amplios como quisieras, no te preocupes, con creatividad y un poco de buenos conocimientos, una pequeña guardería puede ser tan brillante, hermosa y funcional como cualquier otra.

Esta es la lista de cosas que debes hacer en la decoración, que te ayudarán a transformar tu pequeña guardería en un espacio aparentemente amplio y totalmente funcional.

El color correcto crea amplitud

Los colores claros hacen que una habitación se sienta más grande y brillante. Considera un esquema de color monocromático (de un solo color), esto ayuda a que un espacio pequeño parezca mucho más grande.

El techo debe ir en el mismo color que las paredes, o incluso un tono más claro, el efecto abovedado de esto da a la habitación una sensación de amplitud y altura.

Si hay molduras o marcos en tus paredes, también píntalas de un color más claro que las paredes, así parecerá como si la pared tuviera profundidad, pareciendo una habitación más amplia.

Considera pintar una pared decorativa que proporcione la ilusión de profundidad y cree un punto focal para el diseño, o agrega un poco de estilo pintando el interior de las estanterías o ventanas.

Te sugerimos elegir colores que fomenten la creatividad en los niños, por ejemplo, azul cielo o verde claro.

También puedes usar un patrón para hacer que la habitación se vea más grande. Por ejemplo, las rayas verticales acentúan la altura de una habitación, mientras que las rayas horizontales pueden hacer que una habitación parezca más ancha.

También lee: Los peores colores para espacios pequeños

Detalles que transforman el espacio

Con pequeños detalles puedes ganar espacio, por ejemplo, para imprimir amplitud en tu guardería alíate de la luz natural. Hace maravillas en espacios pequeños, haciéndolos sentir brillantes y aireados a pesar de su tamaño. Considera comprar un conjunto de cortinas transparentes, o incluso eliminar las cortinas por completo instalando persianas que bloqueen la luz y que se puedan bajar según sea necesario.

Al elegir muebles, selecciona muebles simples con líneas limpias y un acabado ligero. Los muebles oscuros y adornados crean ruido visual, mientras que las piezas discretas con líneas finas “desaparecen” en el diseño general, dando la ilusión de un espacio abierto.

Sé creativo con los espacios de almacenamiento. Cuando se trata de espacios pequeños, el desorden es el enemigo número uno. Considera guardar juguetes en contenedores de almacenamiento con ruedas que se puedan esconder debajo de las cunas o en algún clóset.

error: Contenido Protegido
//]]>