5 trucos para fomentar la lectura en niños

Los niños pueden comenzar a desarrollar buenos hábitos de lectura incluso antes de aprender a leer; por lo que promover esta costumbre, desarrollar habilidades de lenguaje, fomentar la creatividad y la curiosidad en la primera infancia, son los propósitos del Programa de Lectura en Voz Alta de las Guarderías del IMSS, el cual ya se está implementando en las 1,417 guarderías de todo el país.

Este programa, consiste en leer en voz alta durante 15 minutos al día, para atrapar la atención de los niños con una voz modulada, gesticulaciones y representaciones que pongan en movimiento la actividad de pensar, lo que genera experiencias de aprendizaje ricas en estímulos que inciden en el desarrollo cognitivo y afectivo de los niños.

El programa sugiere hacerlo en todos los niveles escolares. Para ello, las guarderías tienen alrededor de 250 títulos infantiles para elegir, con imágenes y textos que favorecen la sensibilidad y creatividad en los niños.

Lee también: Cómo fomentar la tolerancia en los niños

Cómo desarrollar el hábito de lectura

Aquí hay algunos consejos simples para ayudar a formar niños lectores:

1. Haz de la lectura un hábito diario

Los bebés responden al ritmo relajante de una voz que lee en voz alta. Haz que la lectura sea parte de las actividades diarias en tu guardería o estancia infantil.

2. Crea un espacio adecuado

Elegir un lugar cómodo que tenga suficiente luz y espacio, ayuda a conectar la lectura con comodidad.

3. Deja que los niños seleccionen el libro

Permíteles a los niños mirar y explorar los libros. Es más probable que estén atentos y entusiasmados por algo que ellos mismos elijan.

4. Vuelve a leer los cuentos favoritos

Puedes cansarte de leer la misma historia una y otra vez, pero considera que a los niños les gusta ver cosas que se perdieron la primera vez en la historia, o en las imágenes. La relectura también les da la oportunidad de conectar las palabras que ven en la página con las palabras que escuchan.

5. Usa libros interactivos

Los libros interactivos pueden tener botones de sonido y datos extraíbles que servirán para dar vida a las historias. Los niños también pueden escuchar una historia que se lee mientras siguen las palabras de la página.

Fuentes: IMSS, heraldomexico.com.mx

Foto: Element5

error: Contenido Protegido
//]]>