3 enfermedades secundarias de la gripa

Estamos a punto de iniciar la temporada de frío y de la gripa, por lo que estás a tiempo de prepararte, para evitar al máximo los contagios.

Lee aquí: Cómo prevenir resfriado y gripa en tu guardería

Si bien la gripa es un padecimiento común de la temporada que, tratado oportunamente y de manera adecuada, suele durar entre 5 y 7 días, pueden surgir infecciones secundarias como neumonía. Las infecciones secundarias, generalmente se presentan cuando el enfermo parece estar recuperándose y, de repente, empeora. Si esto sucede, es crucial buscar atención médica.

Tres infecciones secundarias más comunes

Neumonía

Esta es una de las mayores amenazas. Aunque cualquiera puede contraer la enfermedad neumocócica, los niños menores de dos años tienen mayor riesgo de infección. 

Esta infección pulmonar grave, se caracteriza por una tos dolorosa y productiva de mucosidad nasal, además de los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Fatiga
  • Resfriado
  • Falta de aliento
  • Coloración azul o gris alrededor de la boca

Sinusitis

Proviene de la mucosidad atrapada en las cavidades sinusales, lo que causa dolor e incomodidad. Algunos de los síntomas son:

  • Hinchazón y presión alrededor de los ojos y la nariz.
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Tos que empeora por la noche
  • Dolor de garganta
  • Halitosis (mal aliento)

Otitis

Las infecciones del oído son comunes en los niños, después de un episodio de gripa. Si bien son una irritación dolorosa, la buena noticia es que el alivio está disponible con medicamento. Los síntomas son:

  • Mal humor
  • Malestar y comezón en el oído
  • Dificultad para dormir

Si bien cualquier niño puede desarrollar una infección secundaria a la gripa, los casos son más comunes en aquellos que padecen enfermedades respiratorias como asma o padecimientos que comprometen su sistema inmunológico, como diabetes.

Lee también: Qué alimentos debes preparar en época de frío.

Mantente alerta ante los primeros síntomas de gripa, y evita al máximo contagios que puedan provocar un padecimiento mayor.

Recuerda que GMX Seguros te ayuda a identificar los riesgos en tu guardería

error: Contenido Protegido
//]]>