Mantén seguros a tus hijos en un hotel vacacional

En el verano, muchas familias se están tomando el tiempo para planear vacaciones fuera de casa, incluyendo hospedarse en hoteles y propiedades en renta temporal. Es fácil para los padres suponer que todas las propiedades u hoteles cumplen con los códigos y las normas de seguridad.

Aun así, sabemos que salir de vacaciones no dejará de suceder, todos anhelamos pasar tiempo con nuestras familias, el problema es que; a menudo, "estar lejos" significa que bajamos la guardia en cuanto a seguridad se refiere.

Ya sea que estés en un hermoso condo de renta temporal o en un resort con todo incluido; recuerda, las vacaciones no deben generar una falsa sensación de seguridad.

Para que el objetivo de las vacaciones sea divertirse y este no cambie, te compartimos algunas estrategias clave que como padres puedes usar para mantener la seguridad cuando vacacionas con tus hijos.

  1. Pregúntate si has elegido el hospedaje correcto. No todos los tipos de hospedaje son adecuados para todos los niños de todas las edades. Sé honesto contigo mismo desde el principio sobre si eres capaz de mantener a salvo a tus hijos en un lugar o espacio en particular. ¿Esa habitación con jacuzzi, alberca privada o balcón, es buena idea? Ir a un glamping en medio del desierto puede ser una experiencia inolvidable para ti, pero ¿qué riesgos se incrementan para los niños?
  2. Muchos hoteles te dan la facilidad de prestarte una cuna. Te sugerimos contactarlos anticipadamente y solicitar la marca y el número de modelo de la cuna que podrías utilizar, para realizar una búsqueda rápida y verificar que no se haya retirado del mercado en los últimos años por aspectos de inseguridad. Una mejor opción es viajar con una cuna de viaje; solo así sabrás que es un espacio seguro.
  3. En un hotel, asegúrate de que la puerta de la habitación esté siempre cerrada con llave y usa todas las cerraduras, incluidos el cerrojo y la cadena. Recuerda que la mayoría de los hoteles tienen puertas de autocierre que podrían ocasionar que se le vaya encima a un niño o queden sus manos atoradas y no solo eso; así evitarás que en un descuido mientras te vistes o te bañas, el niño salga de la habitación.
  4. Si eliges quedarte en una habitación que tenga acceso a la alberca o a la playa, asegúrate de que las puertas y ventanas corredizas tengan cerraduras resistentes.
  5. Nunca debes dejar solo a un niño en la habitación. Además, debes explicarles que solo los adultos deben abrir la puerta, incluso cuando alguien se identifica como empleado del hotel.
  6. Revisa cada rincón de la habitación o casa en renta. Identifica los tomacorrientes y trata de taparlos con alguna silla, lo ideal es que viajes con los protectores de enchufes, ocupan poco lugar en la maleta y estarás más tranquilo.
  7. Si la habitación o el condo cuentan con cocina, verifica que en los cajones no haya cuchillos, tijeras o cualquier otro objeto peligroso. Lo mismo en las alacenas, no debe haber productos de limpieza a la mano.
  8. Cuando se trata de habitaciones con tina de baño, debes evitar dejarla llena después de usarla. Los niños pequeños podrían intentar meterse y caer dentro sin que te des cuenta.

Recuerde siempre que aunque los resorts familiares son lugares divertidos y felices, también son un territorio desconocido y por lo tanto hay que identificar los posibles riesgos para estar prevenidos.


¿Por qué los niños tienen accidentes?

¿Por qué Los NIÑOS tienen accidentes?

 

Los niños son vulnerables a accidentes como caídas, resbalones y tropezones, debido a que constantemente están distraídos en sus propios intereses y se vuelven ajenos a su entorno. Además, no son conscientes de las consecuencias de muchas situaciones nuevas que enfrentan a diario. Por ejemplo, jugar rudo, subir o bajar escaleras o brincar.

El grupo de mayor riesgo son los niños menores de cuatro años, que tienen la mayor cantidad de accidentes, principalmente de quemaduras y escaldaduras, así como intoxicaciones y accidentes por ingestión. Además, hay datos que demuestran que los varones tienen más probabilidades de tener accidentes que las niñas.

 

¿Por qué tienen accidentes?

Aquí algunos motivos que contribuyen a que los niños tengan un mayor número de accidentes:

Baja estatura

Esto evita que un niño vea por encima de un obstáculo, o sea visto por un adulto.

Curiosidad

La curiosidad y el espíritu de aventura pueden llevar al niño al peligro. Cuando un niño corre - o gatea -, se abre la posibilidad de diversos accidentes. Un grupo de niños curiosos, desesperados por explorar el mundo, requieren de vigilancia constante y un trabajo previo de prevención que aminore los riesgos de accidentes.

También lee: Las quemaduras más frecuentes en guarderías

Juego rudo

Los niños son particularmente propensos a ir al límite de sus habilidades, especialmente entre amigos. Muchos accidentes son causados ​​por juegos bruscos que implican empujar y luchar.

Estrés

Las tensiones en el hogar y los trastornos emocionales causados ​​por el temperamento, los celos y la excitación excesiva pueden hacer que un niño corra ciegamente al peligro. Incluso podría hacerlo de manera consciente para buscar atención.

Inexperiencia

La interpretación de una situación por parte de un niño puede ser inadecuada, por ello, los adultos a cargo de los pequeños deben ser conscientes de no esperar demasiado de ellos. A temprana edad, están explorando y conociendo sus limitaciones y los riesgos de situaciones como correr en piso mojado, acercarse a recipientes con líquidos calientes, correr sin mirar al frente, bajar las escaleras corriendo, y muchas otras situaciones.

Supervisión inadecuada

Los niños necesitan supervisión constante. Los medicamentos, las píldoras y las sustancias tóxicas deben guardarse bajo llave.

Toma en cuenta que la mayor cantidad de accidentes ocurren en el área de juegos y en el comedor, pero los más graves suceden en la cocina y en las escaleras. Supervisa constantemente que no existan factores de riesgo en estas zonas, por ejemplo, baldosas sueltas o rotas, estantería que pueda ser jalada por los pequeños o la falta de una reja que obstruya el paso a las escaleras.

 

Fuente: Royal Society for the Prevention of Accidents


Cómo actuar ante las mordidas

Cómo actuar ante las mordidas

 Las mordidas son comunes en la primera infancia, y aunque morder podría ser una etapa más por superar, no siempre es el caso. Existen maneras de llegar al fondo del hábito de un “mordelón” y cómo poder ayudarlo a erradicar este mal hábito.

Los bebés y los niños pequeños muerden por diversos motivos, como la salida de los dientes o el deseo de explorar un juguete con la boca. A medida que comienzan a comprender la relación entre la causa y el efecto, también pueden llegar a morder a una persona para ver si logran obtener una reacción.

Para los niños, las mordidas también son una forma de llamar la atención o de expresar cómo se sienten. La frustración, el enojo y el miedo son emociones fuertes y los niños pequeños no tienen un dominio del lenguaje que les permita enfrentarlas.

También lee: Cómo fomentar la tolerancia en los niños

Las mordidas son un poco más comunes en los varones, y suelen ocurrir con más frecuencia cuando tienen entre uno y dos años de edad. A medida que mejora el dominio del lenguaje, las mordidas disminuyen.

Cómo evitar las mordidas

Sigue estos pasos inmediatamente después de que ocurre la mordida:

  1. Enfrente al niño diciéndole que eso no se hace, pues lastima a sus compañeros. Usa una frase sencilla para que el niño la comprenda.
  2. Consuela a la víctima. Si hay una lesión, limpia la zona con agua y jabón.
  3. Si es necesario, también consuela al niño que mordió. Con frecuencia, los pequeños no se dan cuenta de que las mordidas lastiman. No hay problema en consolar a un niño que se sienta angustiado por haber lastimado a alguien.
  4. Platica con el niño para conocer las razones que lo llevan a morder a sus compañeros.
  5. Cuando todo se haya calmado, explica al niño que hay frases alternativas a las mordidas, como: "no", "basta" y "eso es mío".
  6. Debes dar aviso a los padres de ambos niños la situación que ocurre, para que en casa también haya reforzamiento del cambio de conducta.
  7. A esta edad, distraer a los niños logra maravillas. Si el nivel de emociones y de energía está muy elevado o si el niño está aburrido, pon su atención en una actividad más positiva, como bailar, pintar o jugar.
  8. Hazle notar cuando no muerde y está jugando adecuadamente.

Fuente: American Psychological Association y KidsHealth


Prevén accidentes en época de calor

Prevén accidentes en época de calor

Durante la época de calor, que comprende de marzo a septiembre, debes implementar en tu guardería o estancia infantil medidas para evitar los riesgos de deshidratación a causa de las enfermedades diarreicas y las producidas por exposición excesiva al calor como insolación, calambres y golpe de calor.

Cómo prevenir accidentes en época de calor

  • Aumenta la ingesta de agua y todo tipo de bebidas en general
  • Enséñales a los niños a beber agua aún si no sienten sed
  • Procura que los niños usen ropa holgada y de colores claros
  • Fomenta el uso de protector solar
  • Planea menús ricos en frutas y ensaladas
  • Evita la exposición al sol durante las horas de mayor radiación (de las 11:00 a 15:00 horas)
  • Lleva a cabo actividades al aire libre (deportivas, cívicas) de preferencia en las primeras horas del día.
  • Cubre las ventanas que reciben la luz del sol colocando cortinas, persianas o periódico, lo que ayuda a disminuir
    hasta un 80% de calor en el interior.

Lee también: Cómo hidratar correctamente en época de calor

Es importante que además de la prevención sepas cómo reconocer los padecimientos típicos de la temporada de calor y qué hacer frente a ellos:

Calambres por calor

Estos espasmos musculares ocurren en las piernas, brazos y abdomen. Son breves, pero dolorosos y pueden ocurrir durante el ejercicio físico intenso en calor extremo o después de éste debido a una alta sudoración que hace que el cuerpo pierda sales y líquidos.

El riesgo de calambres por calor se incrementa especialmente en los niños si no beben suficiente líquido.

Qué debes hacer

Llevar al niño a un sitio fresco, para que repose y se rehidrate. De preferencia que beba líquidos que contengan sal y azúcar, como bebidas deportivas y dar masaje a la zona afectada.

Golpe de calor e insolación

Ambos son problemas que tienen su origen en una dificultad de adaptación del organismo al calor extremo. Mientras que en la insolación existe el antecedente de una exposición prolongada al sol y se acompaña de graves alteraciones en la piel como piel seca, caliente y enrojecida; en el golpe de calor no necesariamente se ha estado expuesto al sol y, por lo tanto, estas manifestaciones externas no se presentan, aunque sí aparecen todos los demás síntomas que a continuación detallamos.

Síntomas del golpe de calor o insolación

  • Fuerte dolor de cabeza
  • Debilidad
  • Mareos
  • Confusión
  • Náuseas
  • Respiración o ritmo cardíaco acelerados
  • Pérdida de la conciencia
  • Convulsiones
  • Ausencia de sudoración

Cuando hay un golpe de calor, el cuerpo del niño no puede regular su propia temperatura la cual puede elevarse a más de 40º. Si no se trata rápidamente puede provocar daño cerebral o incluso la muerte. Es necesario un tratamiento médico inmediato para controlar la temperatura del organismo.

Mientras llega la ayuda médica debes:

  • Llevar al menor a un lugar fresco y con sombra
  • Desvestir al niño
  • Mojarlo con agua fresca, más no helada
  • No le des líquidos a menos que el niño esté consciente, alerta y actuando de forma normal.

Cómo detectar el virus Coxsackie

 

 Cómo prevenir el virus de Coxsackie

 En días pasados, el IMSS, informó la detección del virus Coxsackie, también llamada Enfermedad de Mano Pie y Boca, en seis estados (Tlaxcala, Oaxaca, Hidalgo, Zacatecas, Tamaulipas, Estado de México y Querétaro), y confirmó un nuevo brote en una de sus guarderías de Querétaro.

Este padecimiento, común en las estaciones de verano y otoño afecta principalmente a bebés y niños menores de cinco años. El virus se propaga con facilidad en espacios grupales, como las guarderías y estancias infantiles.

Ante la alerta de este brote, es importante que redobles esfuerzos para evitar la propagación en tu guardería, así como que capacites a tu personal para saber identificar síntomas.

Qué debes saber sobre el Virus de Coxsackie

Se manifiesta con salpullido en manos y pies, así como llagas dolorosas en la parte exterior de la boca, encías, lengua y paladar.

El virus está presente en secreciones de la nariz, saliva, mucosidad, y en el líquido de las ampollas. Se propaga por la tos, estornudos, contacto directo con la persona enferma, a través de las heces, contacto con objetos contaminados, como juguetes y cubiertos.

Lee también: Cómo identificar la varicela

Síntomas

En la mayoría de los casos, los virus Coxsackie provocan síntomas parecidos a los de la gripa. Pero en algunos casos
pueden generar infecciones más graves. Algunos síntomas clave son:

  • Salpullido rojo en las manos y pies que puede convertirse en ampollas, e incluso aparecer en otras zonas como
    el área genital
  • Llagas en la boca
  • Una infección de garganta, con úlceras y ampollas rodeadas de un anillo rojo en las amígdalas y el velo del
    paladar.
  • Conjuntivitis
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Malestar general
  • Falta de apetito
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Malestar abdominal
  • Náuseas

Tratamiento

De acuerdo con el IMSS, no hay tratamiento específico, la enfermedad remite en pocos días sin tratamiento.

El instituto explica que se debe hidratar al niño, y en caso de haber úlceras en la boca evitar bebidas ácidas pues pueden causar dolor.

Al ser un virus, el tratamiento no se basa en antibióticos, por lo que ante la presencia de síntomas se debe acudir al médico para que le recete al niño algún tratamiento para aliviar el malestar y la fiebre.

Toma en cuenta

En las zonas tropicales, las infecciones de este virus se producen durante todo el año, pero en climas más fríos los brotes
del virus Coxsackie ocurren más a menudo en verano y otoño.

Cómo prevenir el virus de Coxsackie

No hay ninguna vacuna para prevenir la infección por este virus. Lavarse las manos es la mejor manera de protegerse. Procura que los niños se laven las manos con frecuencia, sobre todo después de ir al baño.

Además, el personal debe ser sumamente disciplinado con la higiene después de cambiar pañales, antes de las comidas y antes de preparar alimentos.

No olvides que los juguetes deben limpiarse de manera regular con un desinfectante, pues el virus puede vivir en estos objetos durante varios días.


Cómo enseñar a los niños sobre seguridad contra incendios

Cómo ensenar a los niños sobre seguridad contra incendios

 Con motivo de los 10 años de la tragedia en la Guardería ABC de Sonora, más de 200 mil niñas y niños participaron en un simulacro que se realizó en diversas guarderías del IMSS. Un acto de conciencia que debería fomentarse continuamente.

Como responsable de una estancia infantil o guardería, debes promover la cultura de la prevención, no solo entre tu personal, también entre los niños. Esto los ayudará a estar más seguros en la escuela y en el hogar, donde la mayoría de los accidentes en niños ocurren.

Una vez que inicies este plan de acción, te sugerimos que le des seguimiento con los padres de familia para reforzarla en casa. Puedes enviarles a los papás un resumen de las actividades que se hacen en la guardería a fin de que puedan replicarlas con los niños.

Aquí algunas sencillas acciones para empezar a hablar con los pequeños de prevención de incendios.

Cómo inculcar la prevención de incendios en 6 pasos

  1. Enciende el detector de humo para que los niños identifiquen el sonido.
  2. Muéstrales y recorran juntos las rutas de evacuación desde distintos puntos de la estancia infantil.
  3. Ayúdalos a memorizar el nombre completo de sus padres y en el caso de los niños más grandes, su dirección y teléfono.
  4. Platica con ellos los riesgos de jugar con encendedores y cerillos.
  5. Enséñales que los incendios pueden ocasionar trágicos accidentes y cuáles son sus principales causas.
  6. Explícales cuáles son las zonas de mayor riesgo en la escuela y la casa, los riesgos de cada una y por qué deben de estar fuera de ellas.

También lee: 4 pasos para planear un simulacro

¿Qué más hacer?

Otras acciones de prevención contra incendios son:

  • Reemplazar las baterías del detector de humo al menos una vez al año.
  • Cambiar cualquier detector de humo que tenga más de 10 años.
  • Nunca dejar el área de la cocina desatendida y evitar que los niños ingresen.
  • Revisa constantemente el buen estado de enchufes, cables de electrodomésticos e instalación eléctrica en general.
  • Depura los espacios que contengan objetos inflamables o vulnerables ante un incendio. Por ejemplo, papel almacenado y material didáctico.

 


Medidas de seguridad en la cocina escolar

 

Medidas de seguridad en la cocina escolar

 La cocina es una de las zonas de tu guardería con más riesgos de accidentes. Este espacio se divide en dos áreas principales:Read more


Cómo atender quemaduras en niños

Cómo atender quemaduras en los niños

 

Hay diversas causas de quemaduras graves en los niños, desde las solares, aquellas ocasionadas cuando los pequeños se lavan las manos con agua demasiado caliente, por derrame accidental de líquidos calientes y los causados ​​por incendios, contacto eléctrico o sustancias químicas. Los bebés y los niños son especialmente susceptibles: pues son curiosos, pequeños y tienen una piel sensible que exige protección adicional.

Si bien algunos de estos accidentes son menores y se pueden tratar de manera segura, otras más graves requieren atención médica.

Lee aquí: Las quemaduras más frecuentes en guarderías

Tipos de quemaduras

Se clasifican en primero, segundo o tercer grado, dependiendo del daño de la piel. Sin embargo, tanto el tipo de quemadura como su causa determinarán el tratamiento correspondiente.
Todas las quemaduras se deben tratar rápidamente para bajar la temperatura del área y reducir el daño en la piel y el tejido subyacente (si la quemadura es grave)

Quemaduras de primer grado
Son las más leves. Están limitadas a la capa superior de la piel.
Signos y síntomas: Estas quemaduras producen enrojecimiento, dolor e hinchazón leve. La piel se seca sin que se produzcan ampollas.

Quemaduras de segundo grado
Llegan a las capas de piel que están por debajo de la capa superior.

Signos y síntomas: Estas quemaduras producen ampollas, dolor intenso y enrojecimiento. A veces, las ampollas se revientan, y la zona tiene una apariencia húmeda de color rosa fuerte a rojo cereza.

Quemaduras de tercer grado
Son las más graves y llegan a todas las capas de la piel y el tejido subyacente.

Signos y síntomas: La superficie parece estar seca y puede verse amarillenta, áspera, marrón o chamuscada. Es posible que el dolor sea leve o que no se sienta dolor, o la zona puede estar adormecida al principio debido al daño de los nervios.

Cómo atender quemaduras

Para las quemaduras de primer grado:

  • Quita la ropa de la zona de la quemadura de inmediato
  • Deja correr agua fresca (no fría) sobre el área de la quemadura o aplique una compresa limpia y fría durante 5 minutos
  • No apliques hielo, ya que este puede lastimar más la piel
  • No apliques ningún remedio sobre la quemadura, podría aumentar la profundidad de la quemadura y el riesgo de infección
  • Aplica gel o crema de aloe en la zona afectada.
  • Puedes proteger el área con una gasa o un vendaje estériles durante las 24 horas siguientes, pero no use vendajes adhesivos en los niños pequeños, ya que estos pueden representar un peligro de asfixia

Para las quemaduras de segundo y tercer grado:

  • Busca atención médica de emergencia; luego, siga estos pasos mientras llega el personal médico
  • Mantén acostado al niño con la zona de la quemadura elevada
  • Sigue las indicaciones para las quemaduras de primer grado
  • Retira todas las prendas de alrededor de la quemadura, excepto las que estén adheridas a la piel
  • No revientes las ampollas
  • Aplica agua fresca sobre la zona durante al menos cinco minutos; luego, cúbrela con un paño o una sábana secos y limpios hasta que llegue la ayuda

Fuente: kidshealth.org

 


Plan de acción ante fracturas

Plan de acción ante fracturas

 

Una de las lesiones graves y comunes que sufren los niños son las fracturas. De acuerdo con el reporte Diagnóstico y Tratamiento de las Read more


¿Qué hacer en caso de picaduras de insectos?

¿Qué hacer en caso de picaduras de insectos?

 

Con la época de calor se incrementan las mordeduras y picaduras de insectos, especialmente durante los meses de primavera. Read more