Cómo atender quemaduras en niños

Hay diversas causas de quemaduras graves en los niños, desde las solares, aquellas ocasionadas cuando los pequeños se lavan las manos con agua demasiado caliente, por derrame accidental de líquidos calientes y los causados ​​por incendios, contacto eléctrico o sustancias químicas. Los bebés y los niños son especialmente susceptibles: pues son curiosos, pequeños y tienen una piel sensible que exige protección adicional.

Si bien algunos de estos accidentes son menores y se pueden tratar de manera segura, otras más graves requieren atención médica.

Lee aquí: Las quemaduras más frecuentes en guarderías

Tipos de quemaduras

Se clasifican en primero, segundo o tercer grado, dependiendo del daño de la piel. Sin embargo, tanto el tipo de quemadura como su causa determinarán el tratamiento correspondiente.
Todas las quemaduras se deben tratar rápidamente para bajar la temperatura del área y reducir el daño en la piel y el tejido subyacente (si la quemadura es grave)

Quemaduras de primer grado
Son las más leves. Están limitadas a la capa superior de la piel.
Signos y síntomas: Estas quemaduras producen enrojecimiento, dolor e hinchazón leve. La piel se seca sin que se produzcan ampollas.

Quemaduras de segundo grado
Llegan a las capas de piel que están por debajo de la capa superior.

Signos y síntomas: Estas quemaduras producen ampollas, dolor intenso y enrojecimiento. A veces, las ampollas se revientan, y la zona tiene una apariencia húmeda de color rosa fuerte a rojo cereza.

Quemaduras de tercer grado
Son las más graves y llegan a todas las capas de la piel y el tejido subyacente.

Signos y síntomas: La superficie parece estar seca y puede verse amarillenta, áspera, marrón o chamuscada. Es posible que el dolor sea leve o que no se sienta dolor, o la zona puede estar adormecida al principio debido al daño de los nervios.

Cómo atender quemaduras

Para las quemaduras de primer grado:

  • Quita la ropa de la zona de la quemadura de inmediato
  • Deja correr agua fresca (no fría) sobre el área de la quemadura o aplique una compresa limpia y fría durante 5 minutos
  • No apliques hielo, ya que este puede lastimar más la piel
  • No apliques ningún remedio sobre la quemadura, podría aumentar la profundidad de la quemadura y el riesgo de infección
  • Aplica gel o crema de aloe en la zona afectada.
  • Puedes proteger el área con una gasa o un vendaje estériles durante las 24 horas siguientes, pero no use vendajes adhesivos en los niños pequeños, ya que estos pueden representar un peligro de asfixia

Para las quemaduras de segundo y tercer grado:

  • Busca atención médica de emergencia; luego, siga estos pasos mientras llega el personal médico
  • Mantén acostado al niño con la zona de la quemadura elevada
  • Sigue las indicaciones para las quemaduras de primer grado
  • Retira todas las prendas de alrededor de la quemadura, excepto las que estén adheridas a la piel
  • No revientes las ampollas
  • Aplica agua fresca sobre la zona durante al menos cinco minutos; luego, cúbrela con un paño o una sábana secos y limpios hasta que llegue la ayuda

Fuente: kidshealth.org

 

error: Contenido Protegido
//]]>