Prevén accidentes en época de calor

epoca_calor_ninos

Durante los meses de calor, que comprende de marzo a septiembre, debes implementar en tu guardería o estancia infantil medidas para evitar los riesgos de deshidratación a causa de las enfermedades diarreicas y las producidas por exposición excesiva al calor como insolación, calambres y golpe de calor.

Cómo prevenir accidentes en época de calor

  • Aumenta la ingesta de agua y todo tipo de bebidas en general
  • Enséñales a los niños a beber agua aún si no sienten sed
  • Procura que los niños usen ropa holgada y de colores claros
  • Fomenta el uso de protector solar
  • Planea menús ricos en frutas y ensaladas
  • Evita la exposición al sol durante las horas de mayor radiación (de las 11:00 a 15:00 horas).
  • Lleva a cabo actividades al aire libre (deportivas, cívicas) de preferencia en las primeras horas del día.
  • Cubre las ventanas que reciben la luz del sol colocando cortinas, persianas o periódico, lo que ayuda a disminuir hasta un 80% de calor en el interior.

Lee también: Cómo hidratar correctamente en época de calor

Es importante que además de la prevención sepas cómo reconocer los padecimientos típicos de la temporada de calor y qué hacer frente a ellos:

Calambres por calor

Estos espasmos musculares ocurren en las piernas, brazos y abdomen. Son breves, pero dolorosos y pueden ocurrir durante el ejercicio físico intenso en calor extremo o después de este debido a una alta sudoración que hace que el cuerpo pierda sales y líquidos.

El riesgo de calambres por calor se incrementa especialmente en los niños si no beben suficiente líquido.

Qué debes hacer

Llevar al niño a un sitio fresco, para que repose y se rehidrate. De preferencia que beba líquidos que contengan sal y azúcar, como bebidas deportivas y dar masaje a la zona afectada.

Golpe de calor e insolación

Ambos son problemas que tienen su origen en una dificultad de adaptación del organismo al calor extremo. Mientras que en la insolación existe el antecedente de una exposición prolongada al sol y se acompaña de graves alteraciones en la piel como piel seca, caliente y enrojecida; en el golpe de calor no necesariamente se ha estado expuesto al sol y, por lo tanto, estas manifestaciones externas no se presentan, aunque sí aparecen todos los demás síntomas que a continuación detallamos.

Síntomas del golpe de calor o insolación

  • Fuerte dolor de cabeza
  • Debilidad
  • Mareos
  • Confusión
  • Náuseas
  • Respiración o ritmo cardíaco acelerados
  • Pérdida de la conciencia
  • Convulsiones
  • Ausencia de sudoración

Cuando hay un golpe de calor, el cuerpo del niño no puede regular su propia temperatura la cual puede elevarse a más de 40º. Si no se trata rápidamente puede provocar daño cerebral o incluso la muerte. Es necesario un tratamiento médico inmediato para controlar la temperatura del organismo.

Mientras llega la ayuda médica debes:

  • Llevar al menor a un lugar fresco y con sombra.
  • Desvestir al niño
  • Mojarlo con agua fresca, más no helada
  • No le des líquidos a menos que el niño esté consciente, alerta y actuando de forma normal.
error: Contenido Protegido
//]]>