9 consejos para ahorrar agua en tu guardería

¿Sabías que si toda el agua del mundo estuviera dentro de un balde, solo una cucharada sería agua potable? Según estudios, cada día una persona gasta aproximadamente 70 litros de agua en las actividades que realiza, lo cual sin duda es un exceso.

Implementar una cultura para ahorrar agua en tu guardería suma importantes esfuerzos. En el marco del Día Mundial del Agua, a celebrarse el próximo 22 de marzo, te compartimos algunos consejos para convertir a tu guardería en un espacio amigable con el medio ambiente.

Plan para ahorrar agua en tu guardería

  1. Si el inodoro de tu guardería es anterior a 2001, cambia el mecanismo de desplazamiento. Si estás planeando comprar uno nuevo, considera adquirir el modelo dual que cuentan con mecanismos para desechos sólidos y líquidos cuyo consumo por descarga es entre 3 y 5 litros respectivamente.
  2. Grifos y mezcladoras para lavabo En este aspecto también hay opciones inteligentes para los grifos del lavabo del baño que generan un consumo eficiente de agua. Existe una gran variedad de mezcladores para agua fría y caliente cuyo consumo máximo es de 10 litros de agua por minuto.
  3. Revisa constantemente que todas las llaves sellen correctamente y no haya goteos.
  4. Cada vez que te lavas los dientes y dejas la llave abierta, estás desperdiciando casi 20 de litros de agua.  Enseña a los pequeños a usar agua en un vaso para lavarse los dientes. Así evitarás que corra el agua innecesariamente.
  5. Llena moderadamente el lavabo para que se laven cara y manos. Con estas dos prácticas ahorrarás hasta 12 litros de líquido por minuto.
  6. Cuando lavas tus frutas y verduras en un recipiente estás ahorrando aproximadamente 10 litros de agua. Evita hacerlo bajo el chorro de agua.
  7. Evita el uso de agua para descongelar los alimentos. Puedes sacarlos del congelador con anterioridad y así se descongelan con la temperatura ambiente.
  8. Luego de lavar los platos, puedes utilizar el agua sucia para lavar alguna terraza o patio.
  9. Cierra levemente la llave de paso, no apreciarás la diferencia y ahorrarás una gran cantidad de agua diariamente.
Recuerda, en el planeta aproximadamente el 97% del agua es salada (aquella que viene de los mares y océanos). El porcentaje restante es agua dulce que puede consumirse sin ser sometida a largos procesos de tratamiento, es por eso la importancia de cuidar cada gota. Enseña a los niños de tu guardería la importancia del ahorro de este recurso natural.
error: Contenido Protegido
//]]>